Connect with us

Tolima

Cortolima habría autorizado ‘arboricidio’ para extender licencia ambiental en relleno sanitario La Miel

Foto del avatar

Published

on

Según documentos aportados a Enfoque TeVe, el aprovechamiento forestal permitiría la tala de más de 8 mil árboles de diferentes especies.

Estalla escándalo en materia ambiental que salpica a la Corporación Autónoma Regional del Tolima Cortolima, con relación a la licencia ambiental que extendió la vida útil del relleno sanitario La Miel, el depósito de residuos sólidos de Ibagué.
Erika Toscano, residente de la comunidad de la hacienda La Miel, denunció que dentro de la resolución emitida por la autoridad ambiental para ampliar la vida útil del relleno sanitario, ubicado en el sector de Buenos Aires, se incluyó un artículo que permite a Interaseo la empresa que maneja las basuras en la ciudad, la tala de 8.938 árboles de diferentes especies, para la construcción de nuevos vasos de disposición final de basuras.
El polémico artículo cuarto de la resolución otorgaría el aprovechamiento forestal único para la tala de estos árboles, siendo la especie Maclura Tintoria la más afectada, con un volumen total equivalente a 1.985 m³ de madera en pie.
Esta situación ha generado una gran preocupación en la comunidad, que teme por el impacto ambiental y la pérdida de biodiversidad que conlleva esta medida.

Le puede interesar: Autoridades del Tolima e Ibagué implementan estrategia integral para el 50° Festival Folclórico Colombiano

Toscano además señaló, que el mal manejo del relleno sanitario ya ha causado serios daños a los recursos naturales de la región.
De hecho, estudios realizados entre 2016 y 2019 demuestran que el acuífero subyacente, el más importante del Tolima y el cuarto a nivel Nacional, está altamente contaminado debido a las actividades del relleno.
«La comunidad se preguntó qué es más importante: la prestación del servicio de aseo o la protección del vital recurso hídrico, en un contexto donde el agua es cada vez más escasa, las decisiones tomadas hoy tendrán repercusiones a largo plazo«, enfatizó la quejosa.
Con este panorama, los críticos acusan a la entidad de omitir y ser incapaz de implementar sanciones efectivas contra las prácticas negligentes de Interaseo.
Documentos y resoluciones revisados por la comunidad revelaron un patrón alarmante de incumplimientos que amenazan la calidad del agua, el suelo y la biodiversidad en esta zona de la capital tolimense.
Esta situación dejó a Cortolima en una posición comprometida, actuando como juez y parte en un proceso que debería estar enfocado en la protección ambiental.
Ante este panorama, la residente invitó a todos los ibaguereños y tolimenses a participar en la Audiencia Pública Ambiental el próximo 12 de junio a las 8 de la mañana en el Auditorio de Comfatolima.
«Si no actuamos ahora, si no empezamos a ser vigías de nuestros recursos y a defender nuestros derechos, no habrá nadie que lo haga por nosotros. Y cuando ya sea demasiado tarde, solo quedará el arrepentimiento«, advirtió Toscano.